Protocolo de prestación de servicios

Nuestra organización se especializa en un sector de la recreación dirigido a un público selecto. No excluimos de la prestación de nuestros servicios y el disfrute de nuestras instalaciones a ninguno de nuestros clientes; en tanto se observen las siguientes normas mínimas de convivencia en público.

– La presentación y aseo personal del cliente permiten su interacción comunitaria aun de manera mínima.

– El estado de conciencia de nuestro cliente permite su interacción comunitaria aun de manera mínima.

– El estado de conciencia de nuestro cliente no se encuentra bajo la influencia de sustancias sicoactivas o alucinógenas.

– El estado de sobriedad de nuestro cliente permite su autocontrol. motricidad y la responsabilidad por sus actos y acciones.

– El estado mental de nuestro cliente es evidentemente lucido.

– El comportamiento de nuestro cliente no pone en peligro la integridad física de ningún otro cliente o funcionario de nuestra organización.

– Nuestro cliente no pone en riesgo de salvaguardia y propiedad de activos y bienes de la organización o de ningún otro cliente.

– El cliente solo trata a los funcionarios y a otros clientes con el mismo respeto de como esperaría ser tratado.

– Nuestro cliente debe ser mayor de edad.

– Nuestros clientes deberán observar estas mínimas condiciones para que su estancia al interior de nuestras instalaciones no ponga en tela de juicio el bienestar de otros clientes.

– En caso de no ser observadas estas condiciones o características, la organización, se reserva el derecho de admisión y procederá a desalojar a los clientes infractores sin prejuicio alguno por el ingreso y cancelación previa de conformidad con la ley.